Bala

BALA LLEVA MUCHO EN LA PERRERA SIN QUE NADIE PREGUNTE POR ÉL
Llegó con una cadena al cuello, por lo que deducimos que ha llevado una vida de penuria y soledad, que continuó con la mala suerte de acabar en la perrera haciéndose totalmente invisible. Queremos pensar que va a tener una segunda oportunidad, que alguien va a ver a través de sus ojos la necesidad de un hogar.
Es un perro activo, obediente, alegre y muy cariñoso. Apto con hembras (con machos no lo sabemos pero podemos testarlo). Tiene leishmania controlada.
Está en el zoosanitario de Molina de Segura, Murcia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.